Blogs:
Inicio Blogs
Crear mi blog
Escribir/Modificar
Ayuda
Los tops:
El Top 100
Los + activos
Los + comentados
Los + recientes
Los preferidos
Los vídeo blogs
Todos los blogs
Información Blog:Título:
MIS CONFESIONES


Por: kchondanna
kchondanna

Descripción:
SERAS TESTIGO DE TODAS LAS AVENTURAS SEXUALES EN LAS QUE HE PARTICIPADO

Categoría: Sexualidad

Octubre 14
LMXJVSD
    12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031   
Visualización
MIS CONFESIONES : Listado de los artículos con su título solamente
MIS CONFESIONES : Listado de los artículos enteros sin los comentarios
MIS CONFESIONES : Detalle de un artículo entero con sus comentarios
Últimos posts:
EN LA CALLE
DE VACACIONES CON MI MASCOTA
UNA PERRITA (FELIPE)
UNA PERRITA (MINI ORGIA)
UNA PERRITA (EXPERIMENTANDO)
EL RECUERDO DE MI PADRE
aventuras ( mi hermano)
MI CUÑADO RENE
JAMAS IMAGINE
ALGO QUE NUNCA PENSE
¡Noticia!
El blog de enFemenino.com El blog de enFemenino.com
MIS CONFESIONES
MIS HOMBRES(PAPA MI TIO PEDRO Y SUS 2 HIJOS)Creado el 2 Septiembre a 15:43 
Eran la vacaciones de verano mi tío pedro el hermano de mi mama que la igual trabajaba con ellos en el bar había planeado disfrutar de unas vacaciones or lo que le dijo a mi madre que por que no viajaban al pueblo que los vio nacer en aquel rancho que tenían y disfrutarlo junto con mi tía Laura y sus dos hijos ósea mis primos, Carlos y Jorge, los cuales ya tiene 25 y 26, respectivamente. Cuando llegamos al rancho ya nos estaban esperando, mi tía y mis primos. Mi tía siempre se conserva mucho y además está de muy buen ver, pero los que me sorprendieron fueron mis primos los cuales ya se habían desarrollado mucho, estaban muy musculosos por el trabajo diario que realizaban pues eran los encargados del rancho. La casa era grande por lo que mis padres se acomodaron en un solo cuarto, yo en uno para mi sola, mis tíos en otro y mi primos en uno para los dos.
El primer día que llegamos, al ser un viaje largo me quite mi ropa y me puse un top y un short lycra azul marina y me quede dormida, como desde las 3 de la tarde. Pero como a eso de las 11:00 de la noche un ruido me despertó. El ruido era de la habitación vecina. Al no tener mucho sueño, me levante, salí de mi habitación para dirigirme a la habitación vecina. Me fui de puntitas, me asome poco a poco por la puerta que para fortuna mía. Lo que vi me sorprendió mucho, pues los ruido eran de mi tía, la cual estaba con la cabeza hacia atrás tratando de callar sus gemidos que le provocan las embestidas de mi tío, el cual le tenía agarrada las piernas en el aire mientras le introducía su verga a mi tía. Yo me espante por la situación, me retire de la escena hacia mi cuarto, pero no podía dejar de pensar en lo que vi así que decidí volverme a asomar. Esta vez mí tía lo montaba dando saltos, mientras mi tío le magreaba sus pechos y le sobaba sus nalgas, en esa posición mi tío no me podía ver pues mi tío lo tapaba y ella me daba la espalda. No sé qué empezaba sentir en mi cosita, pero me dio por meter la mano y empezarme a acariciar, como sintiendo que mi tío era el que me acariciaba. Me fui a mi cuarto y me masturbe, pensando en miles de escenas, hasta que me quede dormida. Al levantarme, mis lycras aún estaban húmedas, por los fluidos de mi masturbación anterior. Espere a que se secara poquito, para bajar a desayunar. Ya abajo estaba mi tío y mi tía como si nada en la cocina haciendo de comer y en la mesa mis primos que no disimularon sus mirada al verme con la ropa que traía. En todo el resto del día trataba de ver el paquete de mi tío, aunque fuese solo debajo del pantalón, me obsesiono el saber de qué tamaño lo tenía al hacer gemir a mi tía de esa manera. Llegada la noche, mis tíos y mis padres acordaron que iríamos al rió cercano a un picnic. Yo me acosté lo más rápido posible con la misma ropa del día anterior, esperando a que se volvieran a escuchar los ruidos, eran las 11:30, pero aún no se oía nada, pero cuando ya me iba a dormir, se empezaron a oír. Rápidamente me levante y me volví a ir despacio hacia su cuarto. Empuje tantito la puerta y estaba mi tía de perrito, mi tío dándole embates, de los cuales solo se oía el choque de las bola de mi tío contra sus nalgas, y el chapoteo del mete y saca del pene de él.
Me empecé metiendo una mano en mi cosita y sobándome los pechos, masturbándome solo viendo la imagen que tenía al frente. En ese justo momento siento la presencia de alguien, y cuando volteo, veo a mi primo Jorge masturbándose detrás mi viendo me como me hacía. Me hace la seña de que guarde silencio, pero al no saber qué hacer yo, me decido a irme a mi cuarto, pero en ese mismo momento, alguien me detiene y me tapa la boca, volteo y era mí otro primo, Carlos. Me trato de zafar pero Jorge se le une y a empujones, me llevan a mi cuarto y lo cierran con seguro. Carlos se me sigue tapando la boca y tomándome por la cintura, refregándome su pene contra mi colita y Jorge, al verme tan indefensa, me empieza a sobar las tetas por sobre el top, me lo levanta y me empieza a chupar las tetas. Con la otra mano me recorre hasta abajo y me empieza a sobar mi panochita por sobre la lycra, después por debajo de ella, Se tumbaron en la cama en la misma posición entrelazados, y ya para esos instantes mi cuerpo ya no me responde y ya no pongo tanta resistencia, me dejo llevar por sus caricias. Carlos me quita las manos de la boca, y me empiezan a manosear todo el cuerpo, yo solo me dejo llevar por sus magreos.
Jorge me quita la licra y ve que solo tengo unos pocos pelitos, y al verme emanar mis fluidos, decide hundir su cara entre mis piernas y darme lameteadas en mi conchita. Yo nunca había estado en esta situación por lo que al instante al sentir la lengua je Jorge mi cuerpo se arquee al sentir una sensación, como de hacerme pis, Y esto Carlos lo aprovecha para apretarme los senos y besarme el cuello. Rendida por lo que fue mi segundo orgasmo. Me quede rendida, pero todavía faltaría mucho para que mis primos saciaran sus bajos instintos. Al tenerme totalmente, desnuda y cansada, se desvistieron. Al empezar a volver a tomar conciencia de lo ocurrido apenas podía creer lo que veía dos vergas, en su máxima erección. Yo me espante, el verlas y quise echarme para atrás pero antes de que eso sucediera, Jorge me agarro la mano y la puso en su instrumento, y me movió la mano para que lo masturbara. Mi mano no alcanzaba a cubrir todo su contorno. Mientras tantos Carlos hundía su cara en mi colita dándome lamidas, que me tensaban el cuerpo a cada instante. Así nos mantuvimos un rato, hasta que Jorge fue más allá, me agarro de la nuca y me inclinó para que le chupara su Falo, yo me opuse pero el ser más fuerte que yo, lo tuve que hacer. Al tenerlo dentro, apenas si me entraba en la boca, y me costaba trabajo respirar. Afortunadamente fueron solo unos instantes, sin embargo, Al acabar de chupársela a Jorge, Carlos me recostó en la cama, y me abrió las piernas, y me las puso en sus hombros, yo estaba lo demasiado exhausta como para oponerme. Me empezó a hacer presión en mi panochita con su verga, pero como no entraba tan fácil, la paso de arriba hacia abajo para lubricarse su falo y ya haciéndolo empezó a hacer mayor presión.
Yo sentí como entraba poco a poco, sentía una sensación de dolor al tener solo la mitad dentro mío. La saca un poquito y me empecé a sentir aliviada, pero en ese instante me la metió de una estocada, e iba a gritar pero en ese instante, Jorge metió su pene de nuevo en mi boca, por lo que de seguro no se oiría nada en los demás cuartos. Ya adentro sé que do unos instantes ahí, y mi conchita se empezaba a acostumbra al instrumento, fue cuando Carlos empezó a dar brincos sobre mí para meterme cada vez más su verga, metérmela hasta el fondo cada vez más. Yo bañada en sudor no hacía más que gemir ante tal situación, sentía como la verga de mi primo me llenaba todo por dentro, haciéndome bramar de placer. Jorge ya habiendo sacad o su verga se acostó de bajo mío, pero no entendía bien yo para que, lo entendí, cuando en un orgasmo que me dio la verga de Carlos, Rápidamente Jorge hizo presión y metió su verga en mi hoyito. Yo no supe que hacer si gritar de dolor o de gozo por el orgasmo. Carlos me seguía dando embates, fue ahí donde Jorge empezó a mover su instrumento, haciéndome sentir de una forma nunca antes conocida por mí, Yo gemía y hasta me movía más para sentir más placer. Pasados como 15 minutos de bombeo, me vine en otro orgasmo, pero justo cuando se terminaba ellos aceleraron su furia y me dieron una sucesión de embestidas haciéndome sentir el paraíso, mientras ellos descargaban su leche dentro de mí, gritando los tres por el orgasmo que acabamos de experimentar. Nos quedamos un rato en esa posición mientras su pene perdía tamaño dentro de mí. Yo exhausta por el cansancio me acosté rendida, con mis primos a ambos lados aun magreándome. Y fue cuando el pene de Carlos volvió a pedir guerra y me volvió a empezar a coger, en el momento, en que el terminaba y descansaba Jorge le seguía y así nos estuvimos toda la noche, haciendo bramar y gemir, como una hembra.
Al día siguiente me despertó mi mama diciéndome que me levantara, porque iríamos al rió a hacer el picnic que habíamos propuesto el día anterior, por fortuna mis primos ya se habían ido y me dejaron cobijada. Me levante de lo más feliz no sabiendo lo que faltaba por ocurrir ese día. Después de lo ocurrido en la noche trate de no pensar en eso y disfrutar el picnic que haríamos, por lo que me quite la ropa que traía, me di un baño y me puse un pantalón y un suéter. Baje a la cocina con mamá y me dijo que todo los demás ya se habían ido, que los alcanzáramos allá.
Cuando llegamos al lugar acordado, solo estaba mi tía, nos dijo que los demás ya se habían ido a nadar más al fondo del bosque. Yo senté, pero me dijo mi mama que fuera con ellos a jugar y que ella nos hablaría cuando la carne estuviera lista. De mala gana me decidí a ir. Al llegar todos ya estaban en el agua jugando como tipo fútbol americano pero en el agua. Yo me quede viendo, al parecer el equipo con formado por mis primos iba perdiendo, por lo que el de papa y mi tío ganaba. Como mis primos ya no sabían cómo hacerle opinaron que me metiera y que jugara con ellos para poderles ganar, yo me negué pero me insistieron tanto que tuve que aceptar. En lo que me iba quitando la ropa para quedar solo con un top y un short lycra blanco, todos se me quedaban viendo como bobos, no disimularon, y solo se hundían más en el agua para disimular su erección. Ya estando adentro empezamos a jugar le tocaba sacar a mi tío, por lo que este se la paso a mi papa, para burlar a mis primos, luego él se la paso a mi tío, y al ser la única que defendía me fui contra mi tío, el cual no soltó la pelota, me abalance sobre, pero por un movimiento de quererlo taclear lo abrase y mis manos resbalaron, hasta tocar su pene, el cual con el roce se puso erecta de enseguida, él se dio cuenta de que deje la manos más de lo debido pero no dijo nada por lo que sin poder hacer nada más nos anotaron otro punto.
Era nuestro turno de sacar por lo que mis primos me mandaron hasta el frente donde, según yo anotaría. Mis primos se la pasaron y luego me la enviaron, pero Jorge me la mando tan incomodo que la hecho por una orilla, al instante me lance por ella, pero también mi tío y de tras de el mi papa, ya la iba agarrar cuando mi tío me rodea para querérmela quitar, pero yo la pego hacia mí. El me rodea con sus enormes brazos y trata de quitármela, hace tanta fuerza contra mí que empiezo como empieza a crecer su aparato en mi colita, seguimos pegados, cuando en ese momento llega papa por delante, queriendo quitarme la pelota. Mis primos están demasiado lejos como para poder ayudarme, por lo que ni se mueven. Al tener yo la pelota en lo que es mi vientre, no la suelto, papa trata de quitármela pero todos sus intentos chocan contra mis manos y resbalan hacia mi conchita, y mientras tanto movimientos, hacen que mi tío se empieza a excitar, porque en cierto movimiento siento como ya su pene no está dentro de los short que traía sino que me lo acomoda entre mis piernas. Yo para ese momento estaba demasiado excitada como para protestar y solo me dejo llevar. Mi padre para eso instantes el querer quitarme la pelota solo era pretexto para meterme la mano dentro de mi short y sobarme mi conchita. Al igual que mi padre, mi tío, usaba ese mismo pretexto para empezarme a amasar las tetas, hacerme sentir más el calor de su pene en mi colita. Mis primos al darse cuenta de lo que pasaba empezaron a nadar desesperados, como lobos en celo. Al llegar mi padre y mi tío se les quedaron viendo como apenados pero mis primos no se inmutaron y empezaron a sobarme la colita y los pechos, por lo que ya no le importó y siguieron con su manoseo.
Entre los cuatro me amasaban y magreaban mi cuerpo a su antojo, mi tío metió la cabeza dentro del agua y la coloco entre mi colita. Mi papa para esos instantes ya me había subido el top y lamía mis senos como desesperado, mientras que con su mano agarraba fuertemente uno de mis pechos, con la otra sobaba mi conchita por debajo de mi lycra, introduciendo un dedo en mi vagina. Mis primos estaban a su lado agarrando lo que podían hasta que Jorge dijo: Hay que llevarla hasta la orilla, ahí hay más espacio. Papa y mi tío no lo dudaron y cargada en los brazo de papá el cual estaba completamente desnudo y con su pene en vilo, me llevo a la orilla. Ya ahí me recostaron. Mi papa empezó con su lameteo frenético en mis pechos, mientras que mi tío acomodo su cabeza entre mis piernas y quito mi lycra. Hundió su cabeza entre mis piernas y dio una lamida en mi conchita con su lengua. Yo al instante me arquee, pero él se aferró más a donde estaba y empezó a introducir su lengua dentro de mí. Yo estaba gimiendo casi a gritos por la sensación que estaba experimentando, pero en se instante Carlos metió su pene dentro de mi boca, mientras Jorge ese estaba haciendo una paja.
Mi papa seguía lamiendo mis pechos los cuales ya estaban hinchado de tanta excitación, mi tío seguí en mi conchita la cual ya había experimentado por lo menos 3 orgasmos, pues su lengua recorría de mi colita a mi conchita una y otra vez como queriendo recordar cada centímetro de esa zona. Mi papa se retiró de mis pechos, en ese momento pude ver mejor su pene, se recostó y me puso encima del él. Me acomodo y empezó a penetrarme por la colita, la cual ya estaba llena de fluido que emanaban desde mi conchita. Poco a poco empezó con su faena y poco a poco mi colita cedía. Mi tío mientras tanto no se quedaba atrás y terminaba de quitarse su short, para quedarse totalmente desnudo, y provocándome una gran impresión al ver el tamaño de su aparato, realmente ancho más, que el de mis primos ese dato ya lo sabía muy bien. Me lo puso en la cara para que se lo chupara, mientras Carlos me empezaba a penetrar por mi panochita. Ya ensartada en por los dos hoyos, mi padre y mi primo se movían dentro mi, yo solo hacia movimientos atinado de adelante hacia atrás, mientras mi tío seguía introduciendo su pene en mi boca, pero no cabía por el tamaño de su grosor. SE desespero y mejor agarro mi mano y me la puso para que lo empezara a masturbar, pero mi mano apneas alcanzaba a cubrir la mitad de su anchura y como podía la trataba de mover. Jorge seguía a la lado apretándome los pechos con una podían o mientras se seguía haciendo una paja. Papa seguía bombeando al igual que Carlos el cual en mi cuarto orgasmo, se vino también dejando su leche en mi interior. Completamente exhausto por tanto gozo, se puso su short y se fue completamente satisfecho con mi mama y m i tía.
Al estar desocupada mi conchita me asusto al ver a mi tío el cual empezaba a acomodarse entre mis piernas y empezara a frotar su pene arriba y bajo de mi vaginita. Iba a protestar pero mi primo Jorge introdujo su pene en mi boca, por lo que no alcancé a articular una palabra. Mi tío empezaba a hacer presión poco a poco. Me dolía un poco mi conchita por tan descomunal tamaño pero a mi tío no le importó. La saco un poquito y me alivio pero eso solo lo aprovecho para meterla hasta la ¾. Quise gritar pero eso solo provoco que Jorge me metiera más su pene dentro de mi boca. Mi tío de nuevo la saco para dejar solo la mitad opero esta ultima vez logro meterme toda su verga en mi conchita. Para esos instantes estaba demasiado exhausta para oponerme. Mi tío se estuvo así unos momentos, mientras mi papa seguía culeándome. Después de cómo uno 2 minutos el dolor empezaba a ceder ya a convertirse en un cosquilleo de su pene en mi interior, el empezó a moverse poco a poco, dándome fuertes embestidas, haciéndome sentir el paraíso, en cada entrada y salida de su pene. Me daba de una manera bárbara. Después de unos minutos de bombeo, agarro mis piernas y la abrió más dándome más embestidas. Estuvimos así como unos diez minutos. Hasta que mi tío puso mis piernas en sus hombros y exclamo. Hermano vamos a darle su buena ración de lechita a esta putita.
Eso fue como una nueva energía para mi papa y mi tío, porque a partir de eso me dieron un frenesí de pura adrenalina contra mi dándome como unos cinco minutos de bombeo uno tras otros oyéndose el ruido del chapoteo de sus vergas saliendo y entrando dentro mí, hasta que después de eso me vine en un sexto orgasmo, por lo espasmos apreté sus penes haciendo que gimieran y eyaculando toda su leche en mi interior, así como mi primo Jorge lo hacía en mi boca. Nuestros cuerpos sudaban exhaustos y bañados en su sudor. Se quedaron todavía así Jorge se sentó un poco más allá, mientras Mi papa y Mi tío dejaron sus penes mientras perdían forma. Después de unos cinco minutos de descanso lo fueron sacando poco a poco. Al terminarlo de sacar escurría semen por mi colita y era sorprendentemente la cantidad que no acababa de salir. Se quedaron tendidos boca arriba mientras yo todavía muy golosa les masturbaba sus penes haciéndoles una paja, haciéndolos venir en un segundo orgasmo, no tan sorprendente como el primero, pero haciéndolos quedar exhaustos. Nos metimos los tres a enjuagarnos y bañarnos. Todavía dentro los tres me metían mano agarrándome los pechos, o metiéndome la mano en mi colita o en mi conchita. Acabando nos dispusimos a ir con los demás para disfrutar de una buena comida. Después de tanto ejercicio. Al llegar me pregunto mi mama- ¿Cómo te la pasaste hija?, a lo que dije un poco aburrido, casi no se veían que tuvieran mucha energía. Mi papá, mi tío y mis primos me echaron una mirada y una sonrisa. A lo que mi tío agrego, Ya veremos después. Después de haber comido, armamos las casas de campaña, hicimos una fogata y nos pusimos a contar historias de terror. Ya viendo que era muy noche mi mama nos sugirió que durmiéramos para poder a la día siguiente regresar temprano a la casa. La casa de campaña era una grande, pues cabían fácilmente 8 personas y al ser solo 7 tendríamos espacio suficiente para dormir a gusto. Nos acomodamos de la siguiente forma. Yo hasta la orilla, junto a mi mama, luego mi papa, luego mi tío, luego mi tía y hasta la otra orilla Carlos, junto a Jorge. Nos acostamos apenas se hizo noche.
Ya todos estaban dormidos, bueno eso era lo que yo suponía cuando me dieron gana de ir a orinar. Me fui sin hacer mucho ruido para no despertar a los demás. Como íbamos a dormir todo juntos decidí no hacer que mi mama me llamara la atención por lo que me puse un short holgado y debajo un calzoncito rosa pegadito y de igual manera una playera blanca, con un sostén. Acabando de orinar me dispuse a volver irme adormir, pero lo que encontré fue que mi mama ya había ocupado mi lugar y mi papa había hecho lo mismo recorriéndose al que estaba mi mama, por lo que no me quedo otra opción que dormirme entre mi tío y mi papa, los cuales como ya dije pensé que estaban completamente dormidos. Después de cómo una media hora de estar acostada de lado dándole la espalda a mi tío, sentí como mi tío empezaba a darse la vuelta hacia mí.
Yo no le di importancia pues pensaba que solo era un movimiento involuntario, pero después me di cuenta de que no era así. Mi tío poco a poco se fue acomodando detrás de mí pegándoseme, haciéndome sentir su erección. Yo me quise recorrer hacia donde estaba mi papa, pero rápidamente mi tío me rodeo, cruzándome los brazo, metiendo uno debajo mío y el otro encima, tapándome la boca, el otro en mi estómago, acerco su boca a mi cuello y susurrándome- shhhh no hagas ruido, te va a gustar. Yo no atine a decir nada solo a mantenerme callada. Yo me deje hacer, lentamente mi tío empezaba a lamerme el cuello, posar sus manos sobre mis pechos de bajo de mi top para empezarles a dar pequeños tirones a mis pezones los cuales por la sensación se empezaban a poner erectos. Yo estaba demasiado excitada como para protestar y solo me quedo aprovechar la situación, así que dirigí mi mano a l paquete de mito el cual ya la tenía en su máxima expresión, ya se la había visto y todavía me parecía descomunal bueno creo que exagero el tamaño que tenía pero si daba batalla. El poco a poco empezó a bajar un brazo hacia mi short acabo por retirarlo, dejándome solo con mi braguita la cual se empezaba a poner húmeda por los fluidos que segregaba.
Puso su mano sobre mi braguita y empezaba a masajearme la conchita, mi respiración empezaba a cambiar y a ponerse agitada, así como empezaba a asentir mucho calor. Mi tío levanto un poco el elástico y metió su mano parar tener contacto directo con mi conchita. Paso toda sus mano a lo largo de mi vagina, haciendo me sentir un gozo inmenso, que hizo que me viniera en su mano su mano seguía dándome placer, introduciendo un dedo y luego dos para terminar con tres. Yo me vine en otro orgasmo, y en el cual no pude contener mis gemido que mi tío tuvo que taparme la boca para que no se dieran cuenta de lo que hacíamos. Después de dos orgasmos seguidos, ya no me importaba nada más que gozar. Mi tío se metió por debajo de las cobijas y puso su cabeza entre mis piernas, y empezó a lamer mi conchita sobre mi calzoncito, eso me provocaba un gran gozo. Hizo a un lado mi calzoncito y empezó a lamerme mi conchita, introduciendo su lengua en ella, haciéndome morderme los labio para evitar que mis gemidos despertaran a mi papa, pues mi mama y mi tai, es bien sabido que son de sueño pesado. Mi cuerpo se empezaba a convulsionar y arquearse de un tercer orgasmo , el cual hizo que le echara todo mis fluido hacia el pecho de mi tío, recorriendo todo su pecho hasta llegar a su pene, y al parecer esto lo volvió loco, porque rápidamente, me quito la braguita, y me puso encima de el para empezarme a penetrar. Esta situación me tenía a mil y estaba demasiado caliente como para pensar razonablemente.
Como desesperado me penetro con su pene, introduciéndolo casi al instante, provocándome, hacer un gemido un poco fuerte que fácil pudo ser escuchado por mi familia, pero por fortuna, no se dieron cuenta, según pensaba yo. Me recosté sobre el pecho de mi tío para no hacer tanto bulto, mientras que el me da embestida en mi colita, haciéndome vibrara de placer. Me agarraba mis cachetes, me los apretaba, para darme embestidas más fuertes. Mis fluidos escurrían sobre sus piernas, llevábamos como 15 minutos de intenso bombeo, hasta que vi como su cara cambiaba, así como sus movimientos, y casi instantáneamente me lleno con su leche. Me quede aun recostada en su pecho con su pene dentro mió, mientras su descomunal aparato perdía tamaño. Nos quedamos como unos 10 minutos así, hasta que me incline para acostarme a su lado y poder dormir como si nada hubiera pasado. El rodeo a mi tía para disimular lo que había pasada. Yo que tan exhausta que al instante me dormí. Pero como a los 15 minutos empecé a sentir una mano que me acariciaba mis nalguitas, pensé que era mi tío, pero después razone como estaba acomodada y me di cuenta de que era mi papa. No dije nada porque tal vez el si se dio cuenta de lo que hacíamos mi tío y yo.
Me introdujo una mano entre mis piernas para tocarme la conchita. Mis pechos se volvían a poner erectos por la situación. Él se separó de mi mama y se me pego toda por atrás me dio vuelta y empezó adarme chupetones en los pezones. No espero mucho y saco su verga y me apunto para penetrarme. Me empezó a introducir su glande dándome embestidas, un poco fuertes. Me puso las piernas en sus hombros y empezó adra brincos sobre mi para meter su verga más hasta el fondo, yo me mordía los labios en cada salto para no gritar, por el gozo que sentía en cada bombeo. El me chupaba los pechos y me agarraba las nalguitas para un mayor empuje,. Estuvimos así como unos 10 minutos, hasta que después de unos rápidos movimientos por parte de los dos, me lleno con su leche., haciéndome vibrara y provocando que me arquear de la excitación. Mi padre no espero mucho y acabando sus necesidades abrazo a mi mama. Yo termine demasiado exhausta por los dos polvos que no tarde mucho en dormir. Después de esto encuentros tuvimos muchos otros en mis vacaciones, por lo que llegaba tener relaciones con uno o con todos.
Lista de comentarios


Todavía no hay comentarios en este artículo

Volver a la lista de blogs



###