•  
  •  
  •  
  •  
  •  
 en
OK
 
  • Blogs 
 
Blogs:
Inicio Blogs
Crear mi blog
Escribir/Modificar
Ayuda
Los tops:
El Top 100
Los + activos
Los + comentados
Los + recientes
Los preferidos
Los vídeo blogs
Todos los blogs
Información Blog:Título:
Experimenta Asia


Por: experimentaasia
experimentaasia

Descripción:
Soy Natalia Sánchez, profesional de los viajes y especialista en Asia desde hace más de 14 años. Este blog pretende ser una ventana al continente asiático donde explorar lugares especiales y toda la belleza de sus rincones

Categoría: Viajes

Septiembre 14
LMXJVSD
1234567
91011121314
15161718192021
22232425262728
2930         
Visualización
Experimenta Asia : Listado de los artículos con su título solamente
Experimenta Asia : Listado de los artículos enteros sin los comentarios
Experimenta Asia : Detalle de un artículo entero con sus comentarios
Últimos posts:
Tibet: mi aventura en la cima del mundo
Bután, tan fascinante como desconocido
Nepal: el tesoro del Himalaya
India del norte, del shikhismo al budismo tibetano
Qué ver en tu primer viaje a India
India, el país del millón de dioses
Japón inédito: Caminos de Wakayama
Cómo moverse en Japón
¿Qué hacer en tu primer viaje a Japón?
Caminos de Shanxi (China)
Mis blogs preferidos
objetivoitboy
recetasdevideoclub
laisladelosninos
creciclando
marianfrias
¡Noticia!
El blog de enFemenino.com El blog de enFemenino.com
 Experimenta Asia 
 234
Tibet: mi aventura en la cima del mundoCreado el 8 Septiembre a 11:41 
Tibet: mi aventura en la cima del mundo
Después del verano y las tan esperadas vacaciones toca volver al trabajo y... ¡pensar en la próxima escapada! Tener un objetivo entre manos, una ilusión en el horizonte que nos haga sobrellevar la rutina diaria.
¿Quieres ideas para tus próximas vacaciones? En los próximos posts seguiremos desgranando los secretos del mundo asiático; sus muchos rincones conocidos y otros que lo son menos. Te contaremos novedades de nuestros últimos viajes y descubrimientos más que interesantes.

Y como lo prometido es deuda,
empezamos por el Tíbet.
Esta primavera tuve la oportunidad de visitar este destino, un sueño hecho realidad, el típico lugar con el que llevas años soñando y nunca termina de cuajar. Tíbet sabéis que es una zona “caliente” y los permisos especiales para entrar a lo que hoy es una región autónoma de China no son fáciles de obtener según las épocas (a la más mínima revuelta se cierra la zona y no se permite la entrada a extranjeros). Hay varias formas de acceder a la zona; un bastante reciente y popular tren rápido desde Beijing, en vuelo a su capital desde ciudades chinas o Kathmandú es lo habitual (no hay muchas más opciones) o por carretera.
En mi viaje yo experimenté la última opción, bastante sencilla y cómoda y accedí por carretera desde el vecino Nepal. Desde Kathmandú llegas por carretera hasta Kodari, la población fronteriza en la parte nepalí donde recoges el permiso especial del Tíbet para poder cruzar el llamado Puente de la Amistad y poner el pie en Zhangmu, la primera localidad de entrada a la región autónoma.

Curiosamente con este trámite desde Nepal, no es necesario tramitar el visado de China ni éste figura en tu pasaporte (tampoco ningún otro sello), sólo se trata de un documento como permiso especial (que debes tramitar con bastante antelación) pero en una hoja aparte y no en el pasaporte. Entrando desde China sí se requiere, por supuesto, el visado chino y también ese permiso especial.

El cruce del puente se realiza caminando puesto que los vehículos turísticos no pueden cruzar la frontera. Esto implica que debes utilizar vehículos y guías diferentes. Llama la atención el ejército de personas -porteadores- caminando de un lado a otro del puente llevando carga de todo tipo (incluido el equipaje de los grupos que utilizan este paso) y el ceremonial del cruce entre dos mundos; a un lado Nepal y al otro ese siempre misterioso y contradictorio Tíbet.

Zhangmu es una población moderna y, para que negarlo, fea donde no tienes más opción de alojamiento que el hotel Zhangmu, modesto pero limpio. Para cenar tienes un pequeño restaurante justo enfrente que dispone de menús en inglés y comida bastante decente. Suficiente pues para hacer noche después de un largo camino desde Kathmandú.

Esto es sólo el comienzo... la próxima semana, chapter II, camino al campo base del Everest en su parte tibetana. ¡No te pierdas las fotos!

Natalia Sánchez
@NSanchez76

Ver los comentarios (2)
Bután, tan fascinante como desconocidoCreado el 5 Mayo a 10:02 
Bután, tan fascinante como desconocido
Seguimos en otro pequeño país marcado por los Himalaya, Bután, un destino tan fascinante como desconocido. Aislado durante años, Bután se abre cada vez más al mundo cuidando, eso sí, que sea de una manera sostenible, controlada y apostando por un turismo de calidad. El gobierno ejerce el control sobre los precios e impuestos turísticos controlando así los ingresos que obtiene y haciendo del turismo una industria más que rentable.

Son pocos los operadores que trabajan este destino de operativa algo compleja y siempre con un socio local y menos aún los que ofrecen guías de habla hispana puesto que no existe este servicio en el país y en la mayoría de ocasiones las empresas se ven obligadas a desplazar guías que hablan idiomas desde otros países próximos, sobre todo desde Nepal.

Por lo demás, Bután es, para esta viajera, sinónimo de tranquilidad, sosiego y paz, un oasis al que escapar para huir del mundanal ruido. Poco tiene que ver con sus vecinos; la siempre bulliciosa y superpoblada India; el Tíbet con la mezcla de culturas y la influencia china cada vez más presente o el propio Nepal que, comparado con este pequeño reino, resulta también un destino movido y con cierto ritmo frenético, especialmente en sus rutas más populares.

En cuanto a destinos que no te puedes perder, la mayoría de ellos se encuentran en la parte oeste del país que además, cuenta con mayores infraestructuras a nivel de hotelería, especialmente. En un primer viaje no deberías perderte la pequeña y tranquila Thimpu, la que debe ser una de las capitales más pequeñas del mundo, que acoge el famoso Dzong (complejo monástico budista) de Thimpu, Paro, la segunda ciudad más importante con otro magnífico Dzong y un Museo Nacional de lo más interesante; Takshang, el llamado “Nido del Tigre” al que se accede después de un trekking de unas tres horas o Punakha, la antigua capital que también conserva un complejo monástico muy destacable.

A finales de mayo, después de un viaje de dos semanas por la zona, te contaremos las principales novedades de Nepal y Bután y
te acercaremos al Tíbet.

Si la cobertura nos lo permite, intentaremos poneros al día en imágenes a través de
twitter e Instagram.

No te lo pierdas.

Natalia

Nepal: el tesoro del HimalayaCreado el 28 Enero a 18:56 
Nepal: el tesoro del Himalaya
Si ya en el post anterior nos adentrábamos en el territorio montañoso más elevado de la tierra, la cordillera de los Himalaya, desde la cara india, seguimos descubriendo otros de los tesoros fundamentales de la zona, dos pequeños países que sin embargo cuentan con una gran personalidad. Dos destinos únicos y obligados para todo viajero que se precie. Nepal y Bután serán los protagonistas de las próximas semanas.

No hace falta ser un experto montañero o un gran aventurero para recorrerlos, tampoco la preparación física que esto conlleva. Estos son unos destinos que perfectamente pueden acomodarse al perfil de quien los recorre así que es bueno desmitificarlos y hacerlos más accesibles para todos.

Nepal es quizás el más conocido y visitado, aunque con matices; a menudo se visita su capital, Kathmandú y el valle que la rodea como broche final desde la India y por ende, como destino turístico complementario. No debes perderte en este caso la famosa stupa de Bouddhanath con su impresionantes 35 metros de altura, la ciudad de Patan, la segunda del Valle después de la capital, el complejo de Swyambhunath o templo de los Monos, la pequeña ciudad de Kirtipur, toda una joya con preciosas vistas del valle y el templo hinduista de Pashupatinath. Ni dejar de pasear por el barrio mochilero de Thamel, centro de la escena turística más fresca. En el polo opuesto, también es habitual que montañeros más o menos experimentados recorran los picos más importantes, desde el Everest a los Annapurna.

Hay, no obstante, otras formas de ver el país y sus tesoros para el turista normal e innumerables propuestas interesantes tanto si buscas algo de turismo activo sin entrar en grandes dificultades (actividades tipo senderismo, rutas en bici o rafting), como si te interesa la cultura y la religión (tanto el Valle de Kathmandú como Lumbini –el lugar de nacimiento de Buda- son Patrimonio de la Humanidad por la Unesco) o buscas explorar la flora y la fauna autóctona (en este caso el Parque Nacional de Chitwan sería mi elección).

Si tienes más tiempo, no dudes en combinar Nepal con Tíbet, es un viaje ideal y muy diferente, te encantará el resultado.

Próxima parada:
Bután, un destino tan fascinante como desconocido.

Natalia Sánchez
@NSanchez76

India del norte, del shikhismo al budismo tibetanoCreado el 11 Diciembre a 11:38 
India del norte, del shikhismo al budismo tibetano
Tras hablar en el último post de los destinos más destacados o más comunes para un primer viaje a la India, esta semana nos adentramos en un territorio tan maravilloso como fascinante y en gran medida, desconocido.

Grandes olvidados en muchos catálogos de viajes por no ser tan conocidos para el gran público y precisamente por ello, muy atractivos para los espíritus indómitos y los viajeros de vocación. Proponemos hoy un viaje que comienza en el singular estado de Punjab y continúa a los pies de los Himalaya, desde Himachal Pradesh a Ladakh.

Aún recuerdo cuando, ya desde la ventanilla del avión y antes de aterrizar en Amritsar divisé el Gran Templo de Oro de los Sikh; impresionante desde el aire y mucho más cuando se visita su interior. Descalza y con la cabeza cubierta, asistí a la ceremonia nocturna para guardar el libro sagrado y recorrí por primera vez el templo en toda su extensión en compañía de un sikh. Pese a lo que pueda parecer, no es la parte central del templo lo que más llama la atención, tampoco el estanque que lo rodea, ni siquiera la actitud de los devotos de esta fé que dedican gran parte de su tiempo al trabajo en favor de la comunidad... lo que más impresiona en este templo es la gigantesca cocina de la comunidad que diariamente ofrece más de 70.000 comidas de forma totalmente gratuita para todo el que allí acude. Un ejemplo, sin duda, para otras religiones más mayoritarias y todo un descubrimiento.

El estado de Punjab, en concreto la ciudad de Kapurthala, fue también el hogar de Anita Delgado, la Maharani española de la que nos habla Javier Moro en su libro Pasión India que os recomiendo como base para entrar en contacto con la cultura india vista desde el prisma de la sociedad occidental.

Y de la llanura y el calor de la meseta del Punjab a las montañas de Himachal Pradesh ya a los pies de los Himalayas. Por carretera llegamos hasta Dharamsala, hogar del Dalai Lama y de una gran parte de la comunidad tibetana en el exilio. Un lugar muy popular para mochileros con un toque espiritual y con el siempre mediático líder como punto fuerte y principal atracción (eso sí, no resulta sencillo coincidir con el Dalai Lama que viaja con frecuencia por todo el mundo).

De aquí podemos ir hasta Manali de nuevo por carretera y armados de mucha paciencia, especialmente en el último tramo que resulta eterno. Centro de turismo de aventura y famoso para el turismo doméstico indio como destino ideal de rafting, para el turista occidental es más un lugar de paso e inicio de lo que puede ser un inolvidable viaje por carretera en la ruta que nos lleva hasta Ladakh hacia el norte; un viaje de dos días que nos llevará por carreteras de montaña y paisajes espectaculares hasta el conocido como “Tíbet Indio”. Si por el contrario vamos de Manali hacia el sur, el camino nos llevará hasta Shimla, la capital de verano durante el British Raj. Un lugar peculiar con ese sabor de la vieja Inglaterra y edificios estilo Tudor y el toque indio chic, que tiene su arteria principal en The Mall y su centro neurálgico en Scandal Point.

Terminamos ya nuestro recorrido por este fascinante rincón del mundo, La India, un país tan variado como auténtico. El destino de uno y mil viajes porque como bien proclama su oficina de turismo, India es Increíble.

La semana que viene os esperamos para viajar hasta Nepal y Bután, dos destinos diferentes y fascinantes. ¡Empieza la cuenta atrás!

Natalia Sánchez
@NSanchez76
Qué ver en tu primer viaje a IndiaCreado el 29 Octubre a 9:25 
Qué ver en tu primer viaje a India
Después de un primer post general del destino en el que tratamos las ideas preconcebidas que genera un país como La India, esta semana nos adentramos ya en lo que puede ofrecer este singular país/continente. Comenzamos, pues, hablando de los atractivos de la India y sus diferentes caras; desde la más conocida del famoso Triángulo de Oro a otras más profundas en el sur del país o en la parte norte a los pies de los Himalayas. Variados son sus paisajes, como variadas son sus gentes, los cultos que allí se practican o las infinitas recetas de su rica gastronomía a disposición del viajero más curioso. Todo un mosaico que, si aprendes a disfrutar y valorar, hará de cada uno de tus viajes, una experiencia vital.

Muchos sois los que preguntáis por rutas sugeridas para conocer lo “más importante o destacado” de la India y durante años los operadores turísticos han recitado el mantra del Triángulo de Oro (Delhi, Agra y Jaipur) que en función del tiempo disponible se ha ido complementando con una incursión más profunda en Rajasthan o bien con los famosos Templos eróticos de Khajuraho y una última parada en la siempre mágica Varanasi (Benarés).

Esta ha sido una fórmula que lleva ya décadas en vigor y a día de hoy sigue funcionando para principiantes en una aproximación a la India. Podríamos decir que realmente estas zonas corresponden a la imagen general que se tiene de este país, ¿quién no ha visto alguna vez la imagen del Taj Mahal en Agra y su perfecta simetría? ¿o los fuertes del Rajasthan -algunos de los cuales han sido además declarados Patrimonio de la Humanidad este mismo año-? Esa imagen de tierras desérticas coronadas por impresionantes fuertes visibles desde la lejanía o gloriosos palacios con un cierto aire de decadencia recuerda a los tiempos de Rajputs y Marajás. Personajes que han marcado la personalidad y el carácter de la zona; en el pasado como gobernantes de sus propios estados y en el presente muchos de ellos reconvertidos en hoteleros para rentabilizar lo que aún queda de sus patrimonios familiares. Una de las experiencias que puede enriquecer tu viaje es, sin duda, alojarte en alguno de los palacios y havelis transformados en hoteles con encanto.

Dedica tiempo al Rajasthan más allá de Jaipur, su capital y una de las ciudades más conocidas, te esperan joyas como Udaipur, la romántica ciudad de los lagos (eso sí asegúrate de que el monzón haya sido bueno para que estos estén en su máximo esplendor), Jodhpur, la enigmática ciudad azul con uno de los fuertes más imponentes de todo el estado o Jaisalmer, una auténtica maravilla a las puertas del desierto del Thar cuya simple visión recompensa el largo camino que nos lleva hasta la única ciudad con un fuerte vivo y habitado en el que perderse caminando e interactuando con unos residentes curiosos y acostumbrados a compartir su espacio con miles de viajeros y turistas.
Destino también de un primer viaje suele ser Khajuraho, una pequeña población de Madhya Pradesh cuyos templos hinduistas y jainistas famosos por sus esculturas eróticas destacan por su originalidad y estado de conservación y se encuentran también dentro del Patrimonio protegido por la Unesco.

Varanasi es también una parada común en los itinerarios más populares, algo que no deja de ser chocante puesto que se trata de un lugar mágico y duro a la vez. Sus ghats al borde del río Ganges (el más sagrado del hinduismo) son escenario diario de las oraciones de miles de devotos que vienen a esta ciudad sagrada a pasar sus últimos días y de las cremaciones. El aroma de Varanasi es el de la vida y la muerte en estado puro aderezado con toques de sándalo de las piras funerarias. La fuerza de este lugar es incuestionable y su espiritualidad contagiosa, algo que marca para siempre.

Y si ahora hemos hablado del hinduismo, en nuestro próximo post hablaremos de
una experiencia singular en Amritsar, la capital del Sikhismo en pleno Punjab y Dharamsala, la capital del exilio tibetano y hogar del mediático Dalai Lama. ¿Te lo vas a perder?

Natalia Sánchez
@NSanchez76
Página de artículos del blog
 234
Volver a la lista de blogs



###


Copyright © 1999-2014 enfemenino.com