Conexión
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
 en
OK
 
  • Blogs 
 
Blogs:
Inicio Blogs
Crear mi blog
Escribir/Modificar
Ayuda
Los tops:
El Top 100
Los + activos
Los + comentados
Los + recientes
Los preferidos
Los vídeo blogs
Todos los blogs
Información Blog:Título:
El Blog de Marian Frías


Por: marianfrias
marianfrias

Descripción:
Soy Marian Frías, psicóloga, sexóloga y coach. Este blog pretende ser un punto de partida desde el cual podamos hacer pequeñas mejoras en nuestra vida personal y sexual.

Categoría: Sexualidad

Abril 14
LMXJVSD
  123456
8910111213
141517181920
21222324252627
282930       
Visualización
El Blog de Marian Frías : Listado de los artículos con su título solamente
El Blog de Marian Frías : Listado de los artículos enteros sin los comentarios
El Blog de Marian Frías : Detalle de un artículo entero con sus comentarios
Últimos posts:
Sexo con la llegada de los hijos
Poliamor, una relación con varias personas
Los pilares de una relación
Caricias en pareja
Trabajar la relación desde el coaching
La comunicación de pareja en las relaciones eróticas
Creatividad y entropía
Eyaculación femenina
Toma la iniciativa en tu relación
San Valentín, un recordatorio
Mis blogs preferidos
objetivoitboy
laisladelosninos
creciclando
recetasdevideoclub
experimentaasia
¡Noticia!
El blog de enFemenino.com El blog de enFemenino.com
 El Blog de Marian Frías 
 23456789
10
Sexo con la llegada de los hijosCreado el 16 Abril a 11:22 
Sexo con la llegada de los hijos
Socialmente se da por aceptado que tener hijos va a afectar negativamente a la vida sexual de la pareja. Esta premisa, que prácticamente todos daríamos por válida, nos lleva a que cuando
ocurre esa situación en nuestras vidas damos por hecho que eso también nos va a pasar a nosotros, con lo cual hacemos cosas y dejamos de hacer otras que nos llevan a que nuestra vida sexual sea peor. Además, como tenemos asumido que es “lo normal”, no intentamos cambiarlo, es una cuestión de aceptar y punto. Nos
decimos frases del estilo “es otro momento”, “amar es resignar”, “no se puede ser egoísta y quererlo todo”, “las cosas cambian”, “la pareja está en otra fase donde el cariño gana al deseo”... Ideas que nos llevan a dar por válida esta idea de que cuando tenemos hijos nuestra vida sexual necesariamente es peor.
Empezar a mejorar la vida sexual como padres, es tener nuevos puntos de partida para encarar la vida sexual como padres y madres. Desde el querer y el creer es más fácil encontrar, buscar y que aparezcan los "cómo". Esto es lo primero que te animo a cuestionarte ya que, como dijo Henry Ford, “tanto si crees que puedes como que no puedes tienes razón”. Algunos de estos nuevos puntos de partida son:
-Las cosas serán como tú quieres que sean, tú determinarás con tu actitud lo que vaya a pasar.
-Que no sea perfecto no quiere decir “que no sea” y “que no pueda ser”: es fundamental adaptarnos a las nuevas circunstancias.
Creatividad al poder, no desistir en la búsqueda de ideas
-Es importante pedir ayuda: no somos perfectos ni tenemos por qué saberlo todo.

Aquí te dejo algunas ideas para llevar a la práctica. Esto solo son ideas. Ideas que te puedo decir que funcionan. Ideas donde el juego adquiere protagonismo, donde la diversión y las ganas hacen acto de presencia. Ya no es algo que se tiene que hacer, sino la llave es que nos apetezca. Y nos suele apetecer más las cosas que disfrutamos más, aunque a priori supongan un esfuerzo o un ganarle el pulso a la pereza o el cansancio.

El kit del sexo. Es cierto que con hijos, los tiempos de preparación del momento se reducen. En muchas ocasiones hay que aprovechar las oportunidades que aparecen sobre la marcha. Por eso no está mal tenerlo todo preparado. Ten una caja en la habitación donde estén las cosas imprescindibles para un encuentro especial. Ago de música, unas velitas, un poco de incienso o algún aroma que te guste, algo de ropa interior diferente... se tarda cinco minutos
en generar un ambiente distinto. Las prisas y el cansancio, nos llevan a mecanizarnos y no cuidar los detalles. A la larga, disfrutamos menos de esos momentos, y si disfrutamos menos,
empiezan a convertirse en menos buscados, incluso a veces el cansancio es la excusa perfecta para la pareja, que encuentra más placentero compartir una serie de televisión que compartir un orgasmo. Así que el Kit del sexo te ayudará a mantener la llama encendida.

La pizarra de las notas: las situaciones de estrés y cansancio nos llevan a estar más irascibles. Ese estado emocional nos predispone a ver las cosas que me molestan del otro. Esto es como algo inevitable, pero no pasa nada, entra en escena la ley de la Compensación. Tener una pizarrita o un corcho en la habitación donde vayamos escribiendo cada día algo que me ha gustado y que me gusta de mi pareja

Cena sin tele: Si piensas en los comienzos de tu relación, muchos
de los momentos eróticos que teníais, se precedían de otros momentos de intimidad:una cena, una conversación, unas risas, un paseo, un cine. Las salidas fuera de casa con dos hijos se complican, por eso una vez a la semana mínimo proponte cenar charlando, tranquilos, cuando los peques, aunque parezca increíble, ya están en la cama.

Tu rato a la semana: si estoy de buen humor, la relación se destensa. Así que es fundamental igual que un rato a la semana cena juntos, un rato a la semana un momento de disfrute individual

Te animo a seguir añadiendo cosas a la lista.
Feliz semana

Marian Frías
marianfriaspsicologa.com

Poliamor, una relación con varias personasCreado el 7 Abril a 12:20 
Poliamor, una relación con varias personas
Que no se vea no quiere decir que no exista. Para algunos puede ser interesante curiosear y ver otras opciones y posiblilidades ante un mundo donde las relaciones sentimentales tal y como las conocemos tienen sus carencias. Lo habitual es que tengamos relaciones de monogamia sucesivas, e incluso situaciones de infidelidad dentro de la pareja, pero ¿serías capaz de amar, como pareja, a dos o tres (o más) personas a la vez?

El poliamor es un nuevo modelo afectivo, significa tener más de una relación íntima, amorosa, sexual y duradera de manera simultánea con varias personas, con el pleno consentimiento y conocimiento de todos los amores involucrados. El individuo que se considera a sí mismo emocionalmente capaz de tales relaciones se define como poliamoroso, también llamado poli. Este término (poliamor) no se aplica a las meras relaciones sexuales sin compromiso, orgías, infedelidades, prostitución, u otras definiciones populares de intercambio de pareja.

Muchas de las personas que llegan al poliarmor, lo hacen desde una relación de monogamia estable donde los dos miembros deciden abrirse a nuevas relaciones, otros llegan despues de haber tenido relaciones que no les funcionaban por la necesidad de estar con más personas. No hay una estructura típica de relaciones poliamorosas. Alguien puede tener dos amantes estables que no estén con nadie más, o tres amantes que a su vez tengan otros u otras amantes, o dos amantes como relación principal y otro como relación secundaria, o ser bisexual y tener amantes de ambos sexos, o estar en un trío en el que cada individuo sea amante de todos los demás, y a la vez tengan relaciones esporádicas. Hay poliamoristas que viven con uno o varios de sus amantes, en la misma o distintas habitaciones, otros que prefieren vivir en casas separadas, otras que están criando un hijo con dos madres y un padre, etc. Sea cual sea la estructura, lo importante es que funcione y que sea acordada por todas las partes implicadas con sinceridad y respeto.

El movimiento poli se encuentra en una fase comparable al movimiento gay hace varias décadas, luchando por ser más visible en la sociedad, por ser aceptado como una opción legítima y por tener los mismos derechos que las parejas monógamas.
Sin duda, vivir el amor de esta forma tiene sus complicaciones porque se trata de un estilo menos aceptado socialmente que el enamoramiento en exclusiva. Además ellos mismos reconocen que sin duda aparecen situaciones complicadas y que como cualquier relación tienen sus contras, el mayor número de personas en una relación aumenta sus complicaciones, pero también tiene sus ventajas, entre ellas el tener una mayor red de apoyo, y más personas a las que amar y por las que ser amado. Sin duda, es difícil vivirlo porque es poco frecuente, pero eso no significa que no sea posible y deje de ser "normal". Hablar de relaciones es hablar de peculiaridades, así que hablar de normal y no normal, es no hablar de nada. Muchos podemos pensar que
podríamos o que no, pero eso no significa que otras personas puedan y mucho menos que no existan este tipo de relaciones.

¡Feliz semana!

Marian Frías
marianfriaspsicologa.com
Los pilares de una relaciónCreado el 31 Marzo a 9:49 
Los pilares de una relación
Llevo un año saliendo con una chica. Al principio todo era genial, conectábamos en todos los sentidos; tanto a nivel intelectual como sexual. Pero últimamente, al vernos poco por el trabajo, prácticamente lo único que hacemos cuando estamos juntos es tener sexo, ni salimos a cenar, ni vamos al cine, ni quedamos con amigos. Nos vemos una o dos horas, en su casa o en la mía, tenemos tema y después cada uno a su casa. En la cama lo pasamos de muerte, muchos dirán que me quejo de vicio, pero me da miedo basar la relación sólo en el sexo. ¿Y el día que esto no funcione?¿cómo lo ves Marian?

Esta es una de las consultas que recibo y que me parecen que son el mejor escenario desde donde escribir,desde esas situaciones que suceden en la vida de cada uno, las cosas que nos preocupan o nos hacen reflexionar. La realidad es que la queja es una de las maneras que tiene nuestro sistema emocional de conectarnos con alguna necesidad que no tenemos cubierta. Eso sí la queja es sólo el punto de partida, si nos quedamos ahí, esa tendencia nos lleva a sentirnos frustrados o resignados. El siguiente paso a la queja es la acción. ¿Qué podría hacer para sentirme de otra manera?

La clave del bienestar tiende a localizarse en el equilibrio de varias variables o pilares, la vida emocional es como un trivial, donde no vale con responder solo un color de quesito, sino que tenemos que pasar por cada uno de ellos, aunque sin dudas todos tengamos nuestras preferencias y nuestros talentos.

Los tres pilares a tener en cuenta en una relación de pareja son el compromiso, la intimidad y la pasión. Cada uno de ellos tiene una identidad propia pero se retroalimentan entre sí.

La pasión tiene mucho que ver con la atracción al otro, con el disfrutar besando, acariciando, y sintiendo placer erótico, tener ganas de estar juntos. Si es cierto que a veces la pasión no surge de la nada,y los momentos de intimidad predisponen a ella. La intimidad tiene que ver con esos momentos donde compartir, donde el mimo, el romanticismo y la diversión salen a escena. Cuidar a la relación, hacer cosas diferentes, tener planes juntos y con otras personas es un elemento que alimenta a la relación. El compromiso es otro pilar importante en una relación; el sentirnos seguros,acompañados incondicionalmente, con confianza, sentirnos aceptados por lo que somos, es fundamental para poder entregarnos y estar presentes.

Ahora el siguiente paso es valorar en tu relación cual es el pilar fuerte y seguir alimentándolo, pero potenciar y poner atención también al que esté más descuidado.

Saber, querer y hacer. Ese es el camino del cambio.
Feliz semana.

Marian Frías
marianfriaspsicologa.com
Caricias en parejaCreado el 24 Marzo a 12:11 
Caricias en pareja
¿Te acaricias? ¿Te acarician? ¿Acaricias?

Ser acariciado no sólo es un placer, sino que además es una necesidad para nuestro equilibrio emocional. Necesitamos el afecto, tanto como el alimento y el agua, de echo la falta de caricias puede generarnos problemas emocionales; muchos de nuestros momentos de estrés, tristeza, irritabilidad y ansiedad, se reducirían si nos tocáramos más; la caricia es un buen medicamento que nos predispone a la felicidad.

Existen diferentes tipos de caricias, y no todas ellas ni en pareja, ni fuera de ella, tienen una connotación sexual, pero sin duda cuando existe el contacto físico estamos en una actitud de predisposición a conectar con los demás, de entendernos mejor y disminuir el numero de conflictos y malos entendidos. Las caricias son una forma de comunicación que nos sirve para reforzar las palabras que tanto nos confunden a veces.

Existen muchos tipos de caricias, caricias de tacto, donde nos tocamos , nos abrazamos, nos damos la mano, o un beso, pero también están las caricias para los oídos, donde los cumplidos y los agradecimientos salen a escena, y como no, las caricias visuales, todos hemos sentido como una mirada nos ha apoyado, arropado, e incluso desnudado.

En el terreno de lo erótico, las caricias juegan un papel principal, aunque a veces se nos olvide poner conciencia para acariciar. Es muy gratificante recorrer y explorar el cuerpo de la otra persona y también que recorran el tuyo, sin prisa, encontrándonos con la infinidad de puntos sensibles que tiene el órgano más grande del cuerpo humano, la piel. La piel está llena de zonas erógenas, acaricarlas de infinitas formas es un arte donde poner creatividad y atención marca la diferencia del arte de acariciar.

Acariciar con los ojos, con la mirada, con los dedos, con la lengua, … existen tantas caricias como nuestra imaginación nos permita pensar. Esta semana te propongo un tipo de caricia, ¿te animas a probar?

Caricia genital: es una técnica que consiste en que los genitales se acarician entre ellos. Para ello el pene ha de penetrar la vagina y se ha de mantener así sin moverse. Se acaricia por medio de la contracción de los músculos genitales, esos músculos que entran en funcionamiento si por ejemplo intentamos cortar la micción. Es una manera diferente de hacer y de estar, con muchas ventajas para el placer, para alargar los encuentros, para crear nuevas sensaciones, para sentirse y para que nuestros genitales se abracen y se sientan.

Ya me contarás. Feliz semana.

Marian Frías
marianfriaspsicologa.com



Trabajar la relación desde el coachingCreado el 20 Marzo a 11:52 
Trabajar la relación desde el coaching
¿Somos conscientes de la importancia de las relaciones en nuestra vida? ¿te has parado a pensar cómo influye en tu estado de ánimo el tipo de relaciones que tienes con los demás? ¿te has fijado en el bienestar que siente tu cuerpo ante relaciones en las que conectamos?

El ser humano es un ser social que necesita relacionarse, de hecho nos relacionamos todo el rato, pero no en todas las ocasiones esas relaciones podríamos definirlas como satisfactorias o plenas. Sentirse aceptado, entendido, querido, valorado pudiendo ser uno mismo, es algo que conseguimos en unas relaciones y en otras no. Hay una tendencia natural a responsabilizar al otro cuando las cosas no funcionan como nos gustaría, y desde esa posición es complicado que tomemos las riendas de nuestra vida y de nuestras relaciones. Aprender a estar en relación es la asignatura pendiente.

Sé que sois, por vuestros correos y comentarios, muchos profesionales del coaching, la psicología y el desarrollo personal los que leéis este blog, por eso hoy he decidido escribir en especial para vosotros. En muchas ocasiones como profesionales trabajamos con modelos de ensayo-error, probamos unas cosas u otras, pero nos faltan herramientas y modelos específicos de trabajo.

Para poder trabajar de una manera eficaz y efectiva, hemos de hacer visible lo invisible y poder medir y cuantificar las cosas para poder transformarlas. Existen variables concretas que están presentes en nuestras relaciones y también existen herramientas concretas para trabajar con ellas. En D'Arte, la escuela donde trabajo y me siento parte, hemos creado desde la necesidad de muchos profesionales como tú, una especialización de coaching de relaciones. Un curso completo que enseñara estas herramientas y que dictaran los mejores profesionales que a día de hoy existen en cada disciplina en nuestro país.

Coaching de relaciones es una especialidad dirigida en particular, aunque no en exclusiva, a coaches, terapeutas y formadores, básicamente a profesionales que quieran aprender prácticas concretas para trabajar con distintos tipos de relaciones: de pareja y sexuales, laborales, familiares, etc. Hemos desarrollado contenidos concretos que hemos dividido en seis módulos, que se impartirán durante dos meses, Mayo y Junio, sumando noventa horas de formación. Trabajaremos elementos y dinámicas útiles, desde mi punto de vista imprescindibles. En cada módulo habrá además dos monográficos en los que iremos a temáticas más específicas- como terapia de pareja y sexual por ejemplo el trabajo con familias y niños diagnosticados con altas capacidades- y veremos también claves de trabajo para desarrollar en entornos de pareja (eneagrama, mecánica cuántica) y laborales, como pueden ser las constelaciones organizacionales.


Si te interesa y quieres saber más
pincha aquí

Todo un lujo, al alcance de tu mano.
Te espero.

Marian Frías
marianfriaspsicologa.com


Página de artículos del blog
 23456789
10
Volver a la lista de blogs



###


Copyright © 1999-2014 enfemenino.com