•  
  •  
  •  
  •  
  •  
 en
OK
 
  • Blogs 
 
Blogs:
Inicio Blogs
Crear mi blog
Escribir/Modificar
Ayuda
Los tops:
El Top 100
Los + activos
Los + comentados
Los + recientes
Los preferidos
Los vídeo blogs
Todos los blogs
Información Blog:Título:
Amanda Manara - DIARIO DE UNA SWINGER


Por: amandamanaraswinger

Descripción:
Diario de Amanda Manara, swinger, golf@ con principios, amante de la buena lectura, los buenos vinos, las charlas con los amigos, y ... el mejor sexo del mundo

Categoría: Sexualidad

Septiembre 14
LMXJVSD
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930         
Visualización
Amanda Manara - DIARIO DE UNA SWINGER : Listado de los artículos con su título solamente
Amanda Manara - DIARIO DE UNA SWINGER : Listado de los artículos enteros sin los comentarios
Amanda Manara - DIARIO DE UNA SWINGER : Detalle de un artículo entero con sus comentarios
Últimos posts:
FELLATIO
La palabra mágica: Sexo anal
LA MORDIDA ... ¿O deberia llamarse un mordisco sin dueño?
¡Noticia!
El blog de enFemenino.com El blog de enFemenino.com
 Amanda Manara - DIARIO DE UNA SWINGER 
FELLATIOCreado el 17 Septiembre a 16:32 

Mi dentista es un cielo. Me salvó la vida hace ya unos años. O tal vez esté exagerando un poquitín de más: la verdad es que me salvó solo de mis propios temores, pero hay casos en que los complejos pesan más que la vida misma. Y recientemente él volvió a hacer eso por mi; quitarme uno de ellos de un plumazo. El pobre, intentando colocarme uno de esos aparatitos que dibujan la silueta de los dientes, casi me ahoga y tuvo que pedirle a su asistente que buscase uno de tamaño infantil. Tienes la boca muy pequeña, ¿lo sabías? En ese momento el cielo se abrió para mí. Comprendí de golpe; comencé a sonreír de un modo tan bobalicón, que pude escuchar como mi complejo caía al suelo hecho pedacitos. Salí de allí más contenta que un San Luis hasta las trancas de cerveza San Miguel. Ya está, esa es la razón de que las mamadas no se me den bien. ¡Hala!, a otra cosa mariposa.

Pero claro, el correr del tiempo y mi ineptitud manifiesta para estos menesteres, acabaron pasando factura. Una buena mamada es como un regalo de los dioses (dicen ellos), un plus de los que te hacen volver a aquel restaurante. Como la copita de licor, pero muchísimo mejor.

Mi chico, un entusiasta del sexo oral, acabó por regalarme una guia ilustrada. ¡Aja, así que hay manuales! Luego no debe ser tan fácil como parece. Claro que los hay para casi todo, desde "cocina con microondas" a "soplar vidrio con las orejas", pero yo pensaba que el saber hacer una buena mamada era algo que se llevaba en los genes. Pues no es así. Se puede aprender. Aunque, ya veis, la guia ilustrada de poco me ha servido. Nada, que no es lo mío.

Así que he preguntado por ahí, me he asesorado por allá, y he llegado a una conclusión: es un arte que se aprende con la práctica y bajo la tutela de personas expertas, con independencia del tamaño de tu garganta. Es por ello, mis queridas lectoras, que he decidido solicitar vuestra ayuda con el fin de organizar un clinic (eso tan súper pijo que consiste en un curso acelerado para iniciados), donde las asistentes puedan aprender, medir y desarrollar sus habilidades con auténticas maestras.

Un clinic de mamadas.

No puedo dejar pasar este verano sin convertirme en una experta. Digo yo que alguien se prestará.

Ver los comentarios (1)
La palabra mágica: Sexo analCreado el 11 Septiembre a 18:23 
Seguro que te suena lo que te voy a contar, pero déjame dibujarte el escenario: bar irlandés, cafetería chic de hotel, café molón, tasca ilustrada… La historia es siempre la misma. Dos parejas que quedan por primera vez para conocerse, evaluar el morbo, calcular si va a apetecer besar esa boca, tocar esas tetas, caminar esa piel. Ya sabes. Las parejas se dan la mano, se abrazan, se acarician la espalda. Llegan las consumiciones. Y la picadora de hielo: conversaciones habituales, casi banales, típicas de una charla entre amigos. Alrededor, los otros, un par de parejas jóvenes y varios grupos de chicos y chicas, siguen con su ritmo normal. Vosotros sois, para ellos, algo mayores; ni os ven.

La conversación va evolucionando, las bebidas y las tapas van animando al personal y de pronto, entre el bullicio, que con el tiempo ha crecido hasta llegar a ser escándalo, alguien de tu grupo dice, en un tono normal, sin gritar ni elevar la voz, que bueno, que ellos no están dispuestos a cualquier cosa, pero que a ella le encanta el sexo anal.

Gran silencio en el local. La copa que se caía, se paraliza en el aire y el líquido derramado se detiene en el aire formando una bella figura abstracta. Alrededor vuestro, todas las conversaciones se han cristalizado, y el resto del mundo, que hasta entonces no había prestado la menor atención a ese par de parejas maduritas, os mira como pensando, “¿de verdad he oído sexo anal?” A partir de ese momento ya no están para nada más. Y tú piensas, “mira estos, ¡si quieren entretenimiento lo van a tener!” Y al poco, dejas caer, como de pasada, otro gancho, tipo: “latigazo en las nalgas”, “bisexualidad”, “orgía”. Es divertido que todo el bar esté pendiente de lo que se habla en tu mesa. Pero la palabra clave es ANAL. Te lo garantizo: funciona. No te cortes. Sé un buen ciudadano: anima las tardes de tus vecinos
Ver los comentarios (2)
LA MORDIDA ... ¿O deberia llamarse un mordisco sin dueño?Creado el 10 Septiembre a 15:14 

Cualquier cosa menos el orden, por ahí van los tiros. Debería contarte desde el principio como fueron las cosas, pero es que !eso es tan aburrido! Mi primera experiencia swinger, casi ni la recuerdo, hace muuuchos años, fueron otros tiempos, otras personas, otros momentos. Luego pasaron los años, y regresé de nuevo al camino que lleva al intercambio. Y caray que camino tan complicado.
Cuando tu vida se mueve y el presente se traga de un bocado el pasado, las arenas movedizas en que flotas no te dejan apenas espacio para respirar. Pero te lanzas al mundo a tumba abierta, a disfrutar, a sentir cosas diferentes, a dejarte explorar por muchas manos, a que tu piel se mezcle con otras pieles, cuantas más mejor. Una de mis mejores experiencias de estos últimos tiempos fue despertar una mañana con una marca de dientes en mi cintura… Y no conseguir recordar de qué boca. Y no es que estuviese borracha de alcohol. Sí lo estaba de sensaciones, de bocas que comparten lenguas, caricias y salivas. De manos que caminan, que recorren, que bucean. De amigos “horizontales” como dice un swinger-amigo. De gentes que van y vienen en su día a día, gentes normales, padres y madres de familia casi modélicos. O tal vez debería decir: absolutamente modélicos. El día que se ponga de moda, como ha ocurrido con la comunidad gay, el mundo swinger explosionará como una supernova, y todo el que no sea swinger será un capullo, un retrasado, un inadaptado social. Ahora somos solo unos pocos (o tal vez unos pocos muchos) pero, de momento, solo un puñado de arena frente a la inmensa playa.

Ver los comentarios (5)
Volver a la lista de blogs



###
Top Blogs

Punto de Cruz ...
agujahilo

Reflexiones, ...
christabella
El foro
Fin de semana
Habla con elidondetuquieras !
Conciertos
Habla con loquilla851 !
Programas: Operación Triunfo
Habla con mariar329 !


Copyright © 1999-2014 enfemenino.com