Blogs:
Inicio Blogs
Crear mi blog
Escribir/Modificar
Ayuda
Los tops:
El Top 100
Los + activos
Los + comentados
Los + recientes
Los preferidos
Los vídeo blogs
Todos los blogs
Información Blog:Título:
Un cuento romántico


Por: mujersensualyromantica

Descripción:
Este es un cuento romántico, tiene aventura, romance, y algo de sexo. Espero les guste. Lo voy a escribir durante los sguientes días... el tiempo que requiera. Recibo ideas y comentarios para mejorarlo.
Es la primera vez que escribo así que les pido tolerancia con los errores y amabilidad en los comentarios

Octubre 14
LMXJVSD
    12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031   
Visualización
Un cuento romántico : Listado de los artículos con su título solamente
Un cuento romántico : Listado de los artículos enteros sin los comentarios
Un cuento romántico : Detalle de un artículo entero con sus comentarios
Últimos posts:
Cuento romántico Parte I
¡Noticia!
El blog de enFemenino.com El blog de enFemenino.com
 Un cuento romántico 
Cuento romántico Parte ICreado el 21 Mayo a 3:31 
Aquel lugar era precioso, un paraíso sobre la tierra.

Ángela había reservado un par de noches en aquel hotel. Era un hotel pequeño, exclusivo, llamado “Paraíso Tropical”; estaba ubicado en una isla privada en el mar caribe.

La noche anterior había llamado al hotel como a las seis de la tarde para hacer una reserva. Había recibido una llamada de Camilo Rodifec, un cliente solicitando una reunión antes del cierre del negocio. Llevaban dos meses en negociaciones, el trato estaba casi cerrado, y ello le representaría una gran bonificación para navidad. Doctor Rodifec – le dijo – nos vemos mañana a primera hora.

Ángela había preparado todo para el viaje. Había reservado el vuelo como a las siete de la noche rumbo a la Isla Caribeña. Estaba tan cansada que solo pensaba en llegar al hotel, tomar un baño de burbujas en una tina con agua tibia y acortarse a dormir. Mañana será un buen día – se decía a sí misma.

Pero quien puede dormir antes de un gran negocio. La mente te da vueltas y vueltas y giros y giros. Todos lo hemos vivido alguna vez, cuando la mente está trabajando no se puede descansar.

Ángela le tenía miedo a los vuelos, sobre todo a aquellos que se hacían en avionetas. Había oído decir que era una de las maneras más excitantes de viajar - las emociones visuales se multiplican cuando el paisaje combina mar y montaña - había oído decir a una de sus amigas. Pero ella no era una de esas mujeres aventureras, ella era una ejecutiva, una mujer de negocios, a la cual solo le gustaba desplazarse por terreno firme. Ángela miraba por la ventana, era de noche, y solo se podía visualizar un fondo azul oscuro. El cielo estaba cubierto por nubes – que paisaje tan lúgubre - pensó – tal vez se deba a la oscuridad de la noche, tal vez es porque no se pueden ver las estrellas, tal vez es mi temor a una reunión en una isla semi - privada, con un hombre que rara vez se deja ver.

Finalmente el piloto le señaló unas luces en el horizonte y le informó que pronto llegarían. Podía verla, una pequeña isla en medio del vasto océano. La mitad, cubierta por varias lucecitas y la otra mitad, con una luz central rodeada de oscuridad. Esa debía ser la mitad de la isla que pertenece al señor Rodifec – pensó.

La avioneta aterrizó y Ángela tomó un taxi hacia el hotel. Una hora y media después en la recepción del hotel, Ángela se registraba. El botones tomó su maleta y la llevó hasta la habitación, donde finalmente, cayó profundamente dormida sobre la cama.

Ángela despertó rápidamente. La luz del sol penetraba por la ventana. –Rayos – dijo – ¿qué hora es?

Las seis y siete minutos. Ok. Era temprano.

Ángela se levantó y observó con detenimiento el lugar. Era un lugar acogedor. Una cabaña en madera, grande, de unos 40 metros cuadrados. Las cortinas estaban abiertas y las ventanas tenían una hermosa vista hacia el mar. Los rayos del sol penetraban por la ventana e iluminaban el sofá en bambú con cojines blancos y la mesa del comedor. En la esquina se apreciaba una estructura metálica que parecía ser una chimenea. Por la otra ventana se veía un pequeño pero frondoso árbol. Ángela sonrió. Había valido la pena el viaje.

Decidió abrir la puerta para que entrara el aire. Desabrochó el cordón que sujetaba la puerta y salió al balcón.

Era un día soleado. El cielo era de un azul intenso, y estaba cubierto tan solo por unas pocas nubes blancas. La brisa soplaba suavemente y acariciaba su rostro. Era una brisa suave y tibia que traía consigo el olor de la sal marina. Ángela miraba con atención todo el paisaje. La arena era blanca y brillaba por el sol. El agua tocaba la playa con delicadeza. Los colores del mar eran hermosos; predominaba un color azul celeste, y estaba coloreado con manchas azules oscuras.

Ángela suspiró. Miraba el horizonte... aquel lugar donde el cielo y el mar se unen en una curva formando la perfecta armonía.
- Ese debería ser el símbolo del amor verdadero
Volver a la lista de blogs



###
Top Perfiles

etcetera22

leonilla5
El foro
Bebés nacidos en 2006
Habla con maytarot71 !
Vídeojuegos
Habla con raqueltqdani !
Niños nacidos en 2001
Habla con amaliab1979 !